Este blog está optimizado para una resolución de pantalla de 1152 x 864 px.

Fragmento de Notre charge apostolique. S.S San Pío X (1910)
"No, Venerables Hermanos -preciso es reconocerlo enérgicamente en estos tiempos de anarquía social e intelectual en que todos sientan plaza de doctores y legisladores-, no se edificará la ciudad de modo distinto de como Dios la edificó; no se edificará la ciudad si la Iglesia no pone los cimientos y dirige los trabajos; no, la civilización no está por inventar ni la "ciudad" nueva por edificarse en las nubes. Ha existido y existe; es la civilización cristiana, es la "ciudad" católica. No se trata más que de establecerla y restaurarla sin cesar sobre sus fundamentos naturales y divinos contra los ataques, siempre renovados, de la utopía malsana, de la rebeldía y de la impiedad: Omnia instaurare in Christo."

5 de febrero de 2011

DECLARACIÓN DEL INSTITUTO DE FILOSOFÍA PRÁCTICA: EL LEGADO DE UN PERVERSO



Visto y tomado del blog de Cabildo


“Cada árbol se conoce por su fruto…
El hombre bueno del buen tesoro del corazón
saca lo bueno, y el malo, de lo malo saca lo malo”
(San Lucas, 6, 44/45)





El Instituto de Filosofía Práctica acaba de publicar sus declaraciones de los años 2006 al 2010 inclusive, las que se encuentran en nuestra sede a disposición de socios y amigos.

Y hoy, para comenzar con fuerza el 2011, entendemos que lo más positivo es hacer un balance, desde nuestra perspectiva, del hecho más saliente sucedido en la Argentina durante el 2010.

I. Una muerte repentina

En otros tiempos, los cristianos acostumbrábamos pedir a Dios que nos librara de “la muerte repentina”,(1) porque poder prepararnos para nuestro último viaje era una gracia. Hoy eso casi no sucede, porque la misma realidad de la muerte parece haber desaparecido de nuestras inquietudes. Apenas se reflexiona, o se predica, acerca del término de nuestra existencia terrena; menos quizás se piensa en el juicio particular, en el cielo, el purgatorio o el infierno.

Hemos asistido este año a la muerte repentina de un hombre perverso, quien ocupó la primera magistratura de nuestro país, y que al acabar su período legal, la siguió ocupando de hecho, convertida en “bien ganancial” hasta su último día en la tierra. Se dijo y repitió que había sido “ungido” por el pueblo. Se omitió aclarar que con el 22% de los votos emitidos, equivalentes a menos del 18% de los votos posibles.

Hace muchos años, Ramón Maciá Manso, catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Oviedo, publicó un artículo titulado Perversión y conversión, en el cual describe al perverso, identificado con el hipócrita moral; afirma que hay personas que “sabiendo que hacen el mal, dicen que hacen el bien, y si esto no es creíble, alegan un buen motivo para hacerlo”. Y así, “en nombre de la libertad se puede atropellar la libertad de otras personas… en nombre de la justicia se puede cometer la injusticia… en nombre de la ética se puede destrozar y aniquilar la ética. En nombre de determinados derechos humanos se pueden violar otros derechos humanos e incluso los mismos de que se habla… en nombre de la libertad sexual se puede hacer ostentación de las mayores cerdadas ante quienes no quieren verlas… El hipócrita moral es un taimado que engaña a quien no descubre sus ardides e indigna a los que se dan cuenta de su pretensión de engañarles” (Verbo, Madrid, n° 265/6, 1988).

El fin de la vida temporal de un hombre congela para siempre sus posibilidades de mejorar o de empeorar; su imagen queda esculpida para siempre. Se acabaron los propósitos y las promesas. El futuro para él ya no existe; sólo quedan los frutos dulces o amargos generados por su existencia.

Las participaciones fúnebres, con motivo de la muerte del presidente de facto, fueron numerosísimas y un buen negocio para un matutino que confundió unas 40.000 personas, presentes en la Plaza de Mayo, con centenares de miles.

Avisos casi calcados fueron los de La Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de la República Argentina y de la Pontificia Universidad Católica Argentina, ambos publicados en la misma página y el mismo día.

Según el Cardenal Sandri, que se nota ausente de la Argentina desde hace tiempo, la muerte del ex presidente nos ha dejado “desamparados”. Es lo que comparten los masones y la UCA. Nosotros, vistos los frutos, y siguiendo las enseñanzas evangélicas, preferimos continuar en otra sintonía.

II. Una lectura sapiencial

Para consuelo de los familiares y amigos de un hombre que desaparece en plena juventud, escribe el Libro de la Sabiduría: “el justo aunque muera prematuramente tendrá descanso; la vejez venerable no son los muchos días, ni se mide por el número de años; canas del hombre son la prudencia, y la edad avanzada una vida sin tacha. Agradó a Dios, y Dios lo amó; vivía entre pecadores, y Dios se lo llevó; lo arrebató para que la malicia no pervirtiera su conciencia, para que la perfidia no sedujera su alma…” (4, 7/11).

“Maduro en pocos años, cumplió mucho tiempo; como su alma era agradable a Dios, se dio prisa en salir de la maldad” (4, 12/14). Este fue el texto que se leyó en la Catedral durante la Misa celebrada el día de la muerte del ex presidente. No nos quejemos luego los cristianos de la comparación con Jesús, efectuada por la agencia oficial de noticias.

Es verdad que el texto correspondía al oficio de lectura de la Liturgia de las Horas de ese día, el miércoles XXX del tiempo ordinario, pero podría haberse también leído otra parte del mismo que por “prudencia” se omitió y que dice: “La familia innumerable de los impíos no prosperará: es retoño bastardo, no arraigará profundamente ni tendrá base firme; aunque por algún tiempo reverdezcan sus ramas, como está mal asentado, lo zarandeará el viento y lo descuajarán los huracanes. Se troncharán sus brotes tiernos, su fruto no servirá; está verde para comerlo, no aprovecha para nada” (4, 35).

III. Los frutos

a) Discordia.

El extinto, en lugar de perseguir la unidad de los argentinos, la paz y el sosiego, fue permanente gestor de discordias, crispaciones, enfrentamientos, que nos conducen a la guerra social, a la lucha de todos contra todos, al “estado de naturaleza” de Hobbes. Es interesante destacar que esos actos Santo Tomás no los estudia en el ámbito de la justicia sino entre los pecados contra la caridad.

Muchas discordias son el resultado de las mentiras sistemáticas y de las promesas incumplidas, como el Plan Federal de Viviendas del 2004 y sus ampliaciones; de las 420.000 prometidas en conjunto hasta el presente sólo se terminaron 143.959 o sea el 34,27% y las gestionadas por las Madres de Plaza de Mayo incrementaron su costo de 40.000 a 141.600 pesos, un porcentaje del 254%, que revienta cualquier índice de precios (La Nación, Negociados con viviendas oficiales, editorial del 27 de diciembre de 2010).

Tal vez, si el Plan se hubiera llevado a cabo, las aberraciones comprobadas en las últimas semanas del año, con la usurpación de inmuebles púbicos y privados, muertes y violencia, no hubieran ocurrido.

b) Sodomonio.

Puso todo su peso político para lograr la aprobación del “matrimonio” gay, incluida la adopción. Muchos no han advertido que este es el primer paso para una educación homosexual, contraria al plan de Dios y al orden de la creación.

El problema está tan generalizado en Occidente, que Benedicto XVI se refirió al mismo, en su discurso a los 178 embajadores acreditados ante el Vaticano: “Es impuesta la participación en cursos de educación sexual o cívica que transmiten concepciones de la persona y de la vida presuntamente neutras, pero que en realidad reflejan una antropología contraria a la fe y a la recta razón” (Corriere della Sera, 11 de enero de 2011).

Así en España, para “educar en valores”, se aconseja a los docentes entre los textos colaterales de educación cívica, uno titulado “Alí Babá y los 40 maricones” (Alí Babá e i quaranta finocchi, en la traducción italiana), que relata la vida de un condominio gay en Barcelona (Gian Guido Vecchi, Pericolosi alcuni corsi di educazione sessuale, CdS, 11 de enero de 2011).

c) Corrupción moral y cultural

Impulsó directamente la mayor degradación cultural y en las costumbres que haya experimentado la Argentina, instalándola incluso en los planes de enseñanza, aplicables desde la edad más temprana. En paralelo con ello, facilitó y promovió la falsificación de la historia, incluida la más reciente, que quiso reemplazar con el cultivo de una memoria resentida y bizca. Y es imposible negar que fue el ejecutor directo y principal de este plan propio de un hombre malvado: todo ese programa está contenido en el decreto 1086/2005, sancionado a poco de asumir el gobierno y que todos los “bienpensantes” recibieron en ominoso silencio.

El sociólogo Giuseppe De Rita destaca un aspecto fundamental: “Si impongo la enseñanza de la educación sexual y reduzco todo a un embrión que puede ser fecundado cuando y como quiere el hombre, o que puede ser destinado a la concepción y al nacimiento con intervención de un padre homosexual, o aun que puede ser uno de los tantos embriones ‘insertados’, la ‘creaturidad’ desaparece del horizonte de una persona humana mientras recibe una educación” (Corriere della Sera, 11 de enero de 2011).

Si desaparece la “creaturidad” ¿dónde queda la dignidad del hombre creado a imagen de Dios?

d) La economía “al revés”

La inflación creciente es un atentado contra la justicia. La economía “al revés” se induce de dos títulos de un matutino: “El país vivió un año de fiesta financiera” (31 de diciembre de 2010) y “La banca argentina cerró su mejor año en toda la década” (8 de enero de 2011), mientras continúan los robots cantando una marcha mentirosa e insincera, cuya letra apolillada entona: “combatiendo al capital”.

También la destrucción del INDEC colabora con la falta de toda certeza en poder medir el desarrollo de la economía y contribuye a la dispersión de los precios.

e) Escandaloso incremento patrimonial.

El incremento patrimonial propio y ganancial del matrimonio presidencial, de sus nepotes, de sus ministros, de sus colaboradores y hasta de sus secretarios, no tiene parangón en la historia de los negociados argentinos. Es un pésimo ejemplo, en un país potencialmente rico, en el cual se multiplican los pobres y los miserables, por la pésima gestión de sus gobiernos, ya que tuvo los mejores términos del intercambio en 200 años e incrementó el índice de pobreza a un 30%.

Pero esta es la etapa final de un largo recorrido que comenzó en los oscuros tiempos del Proceso con la compra a precio vil de inmuebles de deudores ejecutados por un abogado sin entrañas de misericordia; y continuó con el manejo de los bienes públicos de Santa Cruz como si fueran privados ¿dónde están los centenares de millones de dólares provenientes de fondos de regalías petroleras?

f) Un atentado a la justicia distributiva.

El veto al 82% para los jubilados no es una injusticia cualquiera, pues afecta a millones de personas, a un sector importante de la sociedad, el cual, ante esta acepción de personas que se traduce en la violación de la Justicia distributiva, no se encuentra con la capacidad económica mínima para intervenir en el ámbito de las conmutaciones. Ese aumento podría pagarse perfectamente si se disminuyeran otros capítulos del gasto público, el incremento de la burocracia y se aminoraran progresivamente los subsidios.

g) Inseguridad galopante.

El acrecentamiento de la inseguridad es uno de los resultados del garantismo. El juez de la Corte Eugenio Zaffaroni afirma: “El derecho a la seguridad no existe. Hay que tener cuidado con automatizar conceptos y clonar derechos, porque se termina en el totalitarismo”, La Nación, 19 de diciembre de 2010).

Este auge tiene que ver con ese fenómeno que combina la inflación legislativa y reglamentaria con una anomia nunca vista en nuestro país.

La Provincia más importante de la Argentina padece el desgobierno de un aparente pánfilo, lelo, mentecato, que se hace el tonto para engañar mejor, pero que es, por encima de todo, adulón, carantoñero y un gran irresponsable, quien al bautizar a su equipo, eligió un nombre que lo identifica: “Piqueteros de Villa La Ñata”; nombre de la casa de Scioli en el Tigre. Y así se llama su equipo de fútbol 5 para jugar en Mar del Plata (La Nación, 31 de diciembre de 2010). ¿Cómo un piquetero combatirá los piquetes?

h) La droga instalada y la promoción del juego.

Dejó entrar, salir e instalarse a la droga, se negó a la radarización. Y transformó al país en un inmenso garito; nunca gravó al juego fomentando la ludopatía.

i) Dos pesas y dos medidas, incluso en los tiempos procesales.

Instauró una peculiar justicia en la cual desaparecieron dos símbolos de ella: la venda y la balanza.

Bastaba que una acusación fuera contra un opositor para que el escándalo y cierta etapa del proceso se desarrollaran con una rapidez inaudita. En cambio, cuando el acusado pertenecía al elenco gobernante los expedientes se demoraban o la lentitud y el desinterés de ciertos jueces colaboraban para que los ilícitos prescribieran.

j) La Argentina en estado de indefensión.

Hoy, destruidas las Fuerzas Armadas (o lo que quedaba de ellas), el país se encuentra totalmente indefenso. La vejación sistemática no sólo a los hombres de armas, sino al espíritu mismo de milicia, ha jalonado esta tarea: desde la acepción de personas en los ascensos por portación de apellido o por haber pronunciado un discurso, hasta la transferencia de la Escuela de Mecánica de la Armada a las comisionistas de los derechos humanos y la eliminación de un presupuesto razonable.

Por otra parte, no podemos olvidar a los soldados y miembros de las fuerzas de seguridad, presos en los nuevos campos de concentración, ni a los muertos en esos lúgubres lugares por falta de atención médica, víctimas de una venganza disfrazada de justicia.

IV. Epílogo para distraídos

No obstante el inventario de males causados a la República (que con seguridad podría ampliarse), asistimos a una campaña que pretende la canonización laica del difunto. Viniendo la intentona de una dirigencia que ha hecho causa común con terroristas y delincuentes, la cosa no debiera sorprender. Sin embargo, parece necesario hacer un distingo.

Otros hombres, a lo largo de la historia universal, han hecho enorme daño a sus países. Pero en general obraron cautivos o tributarios de una ideología monstruosa, a la que servían con convicción y fanatismo. Eso no los disculpa, pero su inteligencia corrompida les hizo creer que obraban bien haciendo el mal.

Nuestro caso es distinto.

Nadie puede sostener seriamente que este hombre tenía convicciones ideológicas, por bárbaras que fueran. Todo lo que hizo no tuvo otro motivo que la construcción de poder personal. Un motivo bastardo, si lo hay. Que abona el justo calificativo que hemos aplicado desde el comienzo: perverso.

Buenos Aires, enero 24 de 2011.

Bernardino Montejano
Presidente

Gerardo Palacios Hardy
Vicepresidente
NOTA:
(1) “A subitanea et improvisa morte, libera nos Domino”, Letanía de los Santos.

El "ecumenismo". espejo y motor de la crisis post-conciliar de la Iglesia. 2ª parte





Por el Dr. Andreas Böhmler


Publicado en Revista Arbil Nº 35







Una breve lección de historia: la Iglesia ante la herejía luterana

ecordemos lo que hizo la Iglesia en los momentos decisivos de disputa con la doctrina luterana. El punto de partida es la afirmación de la 'Amplitud ideal del Cristianismo'. Si se pierde de vista esta esencial amplitud, la distancia entre una ortodoxia y otra resultará tan grande que podrá parecer la distancia entre ortodoxia y heterodoxia. Sin embargo, es necesario precisar los límites de dicha amplitud. Frente a los racionalismos y irracionalismos de toda índole, la Tradición católica mantiene el principio de racionalidad sobre cualquier otra forma del espíritu, y su amplitud abraza una pluralidad de valores, todos los cuales tienen cabida dentro de su verdad, pero no una pluralidad compuesta de valores y no-valores. Un concepto espurio de la amplitud del Catolicismo conduce a la indiferencia teórica y la indiferencia práctica (moral): a la imposibilidad de conferirle un orden a la vida. Fue esto lo que vió con claridad la Jerarquía ante la herejía luterana, que cambió la doctrina de arriba abajo al repudiar su principio: la autoridad, consecuencia de la constitución divina de la Iglesia. Puesto que consiste en un rechazo del principio, la propia apologética católica entiende que la herejía luterana es teológicamente irrefutable: 'puede vencer las objeciones del adversario pero no al adversario, ya que éste rechaza el principio con el cual argumenta para refutarle (cf. Sth. I q.I a8). No rechaza Lutero este o aquél artículo del conjunto dogmático del catolicismo (aunque naturalmente también lo hace) sino justamente el principio de todos los artículos, que es la autoridad divina de la Iglesia (cf. Romano Amerio, Iota Unum, vers. esp. en: Critero Libros, 1994, p.30).


Para ver esto en sus fuentes, entrémonos en los acontecimientos de la Dieta de Ratisbona (1541). El Card. Contarini fue enviado como legado pontificio a la Dieta para facilitar la tentativa del Emperador Carlos V de un arreglo amistoso que recondujese a los luteranos a la Iglesia Católica. El Card. Contarini llegó a Ratisbona "lleno del máximo celo y animado de la más sincera voluntad de hacer todo cuanto estuviese en su poder para eliminar las turbulencias religiosas de Alemania". Contarini respondió a Eck (quien consideraba inútil dicho intento) que el cristiano debe siempre esperar contra toda esperanza, y mostraba tanta "mansedumbre, prudencia y ciencia" como era necesaria para imponerse tanto a sus colaboradores como a los mismos luteranos, que "a la larga no pudieron sustraerse al poder de su personalidad y de su ejemplar conducta", y comenzaron "no sólo a amarle, sino a reverenciarle".

....................................................

Para leer el artículo completo haga click sobre este enlace.

5 de Febrero, Festividad de Santa Agueda, Vírgen y Mártir





anta Agueda, una de las vírgenes y mártires cristianas más populares de la antigüedad, aparece ante nosotros con una aureola de heroísmo y de santidad tan atrayente, que no es extraño haya dado motivo a las más felices leyendas que ha ido agrupando a su alrededor durante siglos la devoción siempre creciente de los fieles. Las Actas de su martirio, como lo demuestra el crítico francés P. Allard, no responden siempre a una veracidad histórica. Con todo, en ellas encontramos los pasos principales, confirmados también por otros testimonios, de la vida y martirio de la noble virgen siciliana.

Nacida en Catania o en Palermo hacia el año 230, de nobles y ricos padres, dedica su juventud al servicio del Señor, a quien no duda en ofrecer no ya sólo su vida, sino también su virginidad y las gracias con que profusamente se veía adornada. Agueda, como, Cecilia, Inés, Catalina..., prefiere seguir el camino de las vírgenes, dando de lado las instituciones y promesas que pudieran ofrecerle sus admiradores.

....................................................

Para leer la hagiografía completa haga click sobre este enlace.

4 de febrero de 2011

Imperdible

Artículo del R.P. Terzio: La moderna a-cristología. Comentarios a propósito del caso de Pagola (haga click sobre el título)

Por qué la izquierda ha perdido la cabeza




Por José Javier Esparza



Publicado en COPE





os últimos acontecimientos protagonizados por gentes de la izquierda están sacando a flote formas de proceder que recuerdan a lamentables tiempos pretéritos. ¿Qué esta pasando en las filas de la izquierda?

Que un ex fiscal anticorrupción acuse al Tribunal Supremo de albergar torturadores es una barbaridad. Si además se refiere a torturas supuestamente perpetradas hace la friolera de treinta y cinco años, como poco, entonces estamos ante un delirio. Y si aun se da la circunstancia de que el propio denunciante fue fiscal con Franco, entonces entramos ya en el esperpento. Esto es lo que está pasando con la movida pro-Garzón. Movida que, al mismo tiempo, ha servido de espoleta para que la ultraizquierda española estalle en defensa de la República, con el apoyo expreso del Gobierno de la nación, esto es, del Gobierno de la Corona. ¿Qué le está pasando a la izquierda española? ¿Por qué parece que ha perdido la cabeza?

La izquierda española ha conseguido algo formidable: hacer que sus bases retrocedan ochenta años en el tiempo. De Largo Caballero a Corto Zapatero, camino de ida y vuelta. La ley de memoria histórica ha sido la máquina del tiempo capaz de obrar el prodigio. El caso Garzón es el penúltimo episodio de esta historia, que parece no acabar nunca.Aún sigue habiendo quien piensa -sobre todo en la oposición de derechas, perdón, de centro- que todo es una cortina de humo para tapar la crisis económica. Lo mismo se dijo del impropio “matrimonio” homosexual o de la Ley del Aborto. Pero el asunto es que, a base de cortinas de humo, ya tenemos en la casa más cortinas que ventanas, y vivimos enredados en el humo. ¿Maniobras de manipulación de la opinión pública? Sí, seguramente. Pero una vez conseguido su objetivo, la maniobra deja de ser un instrumento para convertirse en una finalidad en sí misma. Y esta es la clave de la actual situación española: todas esas cosas que el PP denuncia como “cortinas de humo” no son pretextos, instrumentos, herramientas, sino que son la finalidad expresa del partido en el poder, su programa máximo: su ambición de transformar la sociedad española (sin pedirle permiso).

...............................................

Para leer el artículo completo haga click en este enlace.

4 de Febrero, Festividad de San Andrés Corsino, Obispo y Confesor








an Andrés, de la noble y antigua casa de Corsini, en la ciudad de Florencia, nació en la misma ciudad el año de 1302, á los 30 de Noviembre, día en que se celebra la fiesta del glorioso Apóstol, cuyo nombre se le dio. El día antes que le diese á luz su piadosa madre, tuvo una visión que la asustó mucho, llenándola de cuidados. Parecíala que había parido un pequeñito lobo, el cual, entrando en la iglesia de los Pa­dres carmelitas, se convirtió de repente en un manso corderillo. Estaba dotado Andrés de un natural excelente; pero, por otra parte, tan vivo y tan inclinado á todo género de pasatiempos, que ni los buenos ejemplos de sus padres, ni los prudentes consejos de los mejores maestros, fueron bastantes para que no se verificase con muchas ventajas el sueño de su piadosa madre. Contribuyó mucho á esto la compañía de otros caballeritos de su edad, algunos ligeros, otros disolutos, que en poco tiempo y sin mu­cha resistencia le condujeron por el espacioso camino del vicio.

Un día en que Andrés se disponía para salir á cierta diversión, menos decente, advirtió que su buena madre se estaba deshaciendo en lágrimas. Parte por ternura y parte por curiosidad, la preguntó el motivo de su llanto: Lloro, hijo mío, le respondió la virtuosa se­ñora, porque con harto dolor de mi corazón veo demasiadamente verificada la primera parte de un sueño que tuve la noche antes del día en que naciste para tanto desconsuelo mío. Soñé que daba á luz un pequeño lobo; pero no te disimularé que igualmente soñé que este lobo se convertía en un apacible corderillo, luego que entraba en la iglesia de los PP. Carmelitas. Tu padre y yo creímos que, consa­grándote desde luego á la clementísima Virgen, podíamos eludir el funesto efecto de un pronóstico tan triste; pero nuestra precaución sólo ha servido para que tu proceder desordenado traspase el alma con mayor tormento. Esas costumbres perdidas acreditan con sobrada verdad que mi visión fue más que sueño. Dichosa yo si antes de mo­rir pudiera ver todo el pronóstico cumplido, logrando él gusto de verte convertido en cordero inocente, ya que ahora te lloro sangriento y lascivo lobo.
.................................................

Para leer la hagiografía completa haga click sobre este enlace.

3 de febrero de 2011

El "ecumenismo". espejo y motor de la crisis post-conciliar de la Iglesia


He juzgado "prudente" volver a publicar este escrito, ante la posible reiteración de ASIS 1986.




Por el Dr. Andreas Böhmler

  • Licenciado en Economía por la Universidad de Munich.
  • Master en Business Administration por la Escuela Europea de Empresas en París, Oxford y Berlín.
  • Master y Doctor en Filosofía por la Universidad de Navarra.
  • Ha colaborado en numerosas empresas internacionales.
  • Profesor en varias Universidades, impartiendo Antropología Filosófica, Lógica, Filosofía Política y Ética Empresarial entre otras.
  • Tiene dominio de los idiomas Español, Francés, Inglés y Alemán.
  • Ha impartido seminarios y conferencias por diversas partes del mundo. Y además cuenta con numerosas publicaciones.

Primera parte

Inteligencia independiente. Algunas reflexiones previas al debate ecuménico

Este título (1) parece constituir una redundancia. Sin embargo, en los tiempos presentes es lo común que las personas tenidas por inteligentes utilicen sus facultades intelectuales con plena sumisión a la corriente de pensamiento dominante, con un perceptible terror a desviarse de lo comúnmente admitido y a causar escándalo. Aún los que pretenden ser audaces, aparentan serlo mediante bravatas en la dirección de la corriente, nunca a contracorriente. Y si alguien se decide a oponerse a ésta, lo hace con mil precauciones, empleando casi siempre una cobertura retórica en la que se diluyen las aristas de las verdades, cuando no estas últimas. De ahí que resulte una redundancia obligada hablar de inteligencia independiente. Es un bien escaso, de casi nula circulación.

El intelectual europeo de hoy está en las antípodas de un G.K. Chesterton, de su olímpico desprecio por los sistemas de pensamiento que imperaban en su tiempo (que son los mismos de la actualidad, sólo que hoy han triunfado plenamente y vivimos sus consecuencias). El materialismo, el ateísmo, el agnosticismo, el cientificismo, el darwinismo, la teosofía, el cristianismo liberal y modernista, el budismo, Nietzsche, Marx, Schopenhauer; contra todo esto y mucho más se enfrentó con extraordinaria bravura, enorme erudición y una poderosísima y penetrante inteligencia.
Lo singular de este personaje es que el desarrollo progresivo de su pensamiento, bajo el empuje de la pasión insobornable por la verdad, le llevó paulatinamente, desde el agnosticismo, a simpatizar primero con la religión católica, como fiel depositaria de la ortodoxia, para terminar, al cabo de cierto tiempo, por decidirse a la conversión pública.

Por todo ello, la obra de Chesterton está más viva que nunca para el laico de pensamiento inconformista e independiente. A los especialistas acaso los leen los especialistas, y así se forma un circuito cerrado, que será muy interesante para dichos especialistas, pero completamente estéril. Y esto, en el supuesto optimista de que estos doctorales trabajos sean ortodoxos, lo cual es mucho conceder. Más frecuente es lo contrario, lo cual, trasladado a la catequesis, ya no es que resulte estéril; simplemente, resulta venenoso.

Al invocar a Chesterton estamos hablando de la antigua ortodoxia cristiana. Todavía hace poco se la oía profesar y defender también a amantes de la verdad como Dawson, Belloc, Peguy, Bloy, Schmaus, le Fort, Donoso, Pradera, Maeztu, d'Ors, etc... Nada que ver con la tisis intelectual que impera en el 'establishment' católico posconciliar.Y mucho menos con un cristianismo sin Iglesia, sin dogmas, sin milagros, sin premio ni castigo, sin infierno, sin Satanás. O con la habitual predicación acobardada, que a lo más que llega es a referirse a un tal Jesús que vivió hace muchos años y que era buenísimo. Frente a la decadencia omnímoda se yergue la clásica religión, que era una religión recia que conviene a los recios y vigoriza a los débiles. No una religión débil que confirma a los débiles en su debilidad y repele a los fuertes.
...........................................................................................

Para leer el artículo completo haga click sobre este enlace.

El mismo día, Conmemoración de San Oscar, Obispo




San Oscar (en latín Anscario). Etimológicamente significa "lanza o dardo de los dioses".




"Apóstol del norte" llaman los alemanes y escandinavos a San Anscario. Durante el siglo IX los pueblos escandinavos, muy florecientes por aquel entonces, desarrollaban grande actividad. Por su dominio absoluto del comercio y navegación en los mares del norte, y más aún con sus continuas piraterías por las costas y hasta el interior del continente europeo, tenían al imperio franco en estado constante de alarma. Se comprende que así Carlomagno como Luis el Piadoso y sus sucesores pusieran el mayor interés en atraer a su órbita política aquellos fogosos pueblos; y no siendo posible imponerles el dominio político, por lo menos reduciéndolos a la Paz y tranquilidad por medio de la religión. Anscario fue el hombre providencial que debía emprender la batalla pacífica del norte.

Nació probablemente en las cercanías de Amiens hacia el año 801. Apenas contaba cinco años perdió a su madre. No pudiendo atender debidamente a su formación su padre lo confió a los monjes benedictinos de Corbie, en donde tomó el hábito a los trece anos de edad. Ya desde su niñez fue agraciado con visiones. que encendieron en él el deseo de evangelizar a los pueblos infieles. Aquellos favores extraordinarios lo confirmaron al mismo tiempo en el amor a las virtudes y al estudio de las ciencias. Su progreso en ambos aspectos hizo que desde los dieciocho años sus superiores le confiaran los pequeños educandos para su custodia.

En el ano 822 el célebre monasterio de Corbie fundó filial en Westfalia, que se llamó Korvey o Nueva Corbie. Entre los enviados contábase Anscario, que fue allá con el cargo de director de estudios y predicador. Pasó cuatro años tranquilos en su nueva residencia, preparándose para cuando la Providencia dispusiera el comienzo de su vocación misionera. Un día del 826 llegó a la corte de Luis el Piadoso el pretendiente al trono de Dinamarca, Haroldo, para solicitar del emperador ayuda contra sus enemigos, prometiendo en cambio su conversión al cristianismo. Poco después Haroldo recibía el bautismo. Para afianzar la reciente conversión pidió al emperador algunos misioneros para que le acompañaran. El abad Wala de Corbie, consejero imperial, propuso a su fiel monje Anscario, el cual, a pesar de la oposición de muchos de sus amigos, se lanzó a su nuevo cometido, contando con un solo compañero. Empezó por fundar una escuela en el palacio real para la educación cristiana de los niños que le mandaba el rey, y de los que él mismo rescataba de los piratas, muy numerosos por aquellos mares. Pero por lo visto su primer esfuerzo apostólico dio poco fruto: apenas pudo reunir una docena de niños y convertir a algunos infieles. Para colmo de males, al año siguiente el rey Haroldo fue echado de sus tierras, con lo que Anscario tuvo que volverse a su monasterio.

Muy pronto, sin embargo, pudo reanudar sus actividades misioneras. Esta vez fue el rey de Suecia quien en 829 envió sus delegados a la corte del emperador pidiéndole misioneros. De nuevo el abad Wala propuso a Anscario, que, no hay que decir, aceptó contento el encargo. Encontróse un solo voluntario, el monje Witmaro, para acompañarle. Durante el viaje los misioneros fueron sorprendidos por los piratas. que les robaron los presentes mandados por el emperador al rey Björn, y. además, una rica colección de libros destinados a la enseñanza en la misión. Llegados al término de su viaje, dirigieron su apostolado a los cautivos cristianos, y pronto también a los paganos del país. Un gobernador, consejero del rey, que se convirtió al cristianismo, construyó la primera iglesia en aquellos territorios.

................................................................................................

Pra leer la hagiografía completa haga click sobre este enlace.

3 de Febrero, San Blas, Obispo y Mártir


a Iglesia conmemora en este día a un santo muy popular cual es San Blas, mártir, obispo de Sebaste.

La existencia de este santo armenio, su episcopado en Sebaste, su glorioso martirio, su culto antiguo extendido en la iglesia oriental y occidental, su fama de taumaturgo, la popularidad de su devoción son hechos plenamente históricos que la tradición cristiana ha encuadrado en la leyenda de San Blas, no del todo segura en cuanto a todos los detalles, por proceder de fuentes históricas que no remontan más allá del siglo IX aunque derivan de tradición y culto muy antiguos.

Cuatro son las Actas de San Blas que traen los bolandistas. De ellas extraemos la semblanza del Santo, que presentamos a continuación, modernizada y aumentada con notas históricas referentes a su vida, devoción y culto.

Nació San Blas en Armenia, en la ciudad de Sebaste, la actual Sivas, en la segunda mitad del siglo III. Según quieren algunos, fue médico. El ejercicio de la medicina de los cuerpos lo preparó y le dio a la vez ocasión para ejercer la medicina de las almas, exigida por su fervoroso proselitismo cristiano. Ponderan las Actas las virtudes de este ejemplar cristiano: su humildad. Mansedumbre. paciencia, devoción, castidad, inocencia; en una palabra, su santidad.

Estas virtudes contribuyeron a que, vacante el obispado de Sebaste, fuera propuesto por voz unánime del clero y pueblo para ocupar la sede.

Terribles eran las circunstancias. La persecución desencadenada por Diocleciano a principios del siglo IV y continuada por sus sucesores Galeno, Máximo y Daia y Licinio, se ensañó particularmente en la iglesia de Sebaste, e hizo allí ilustres mártires: San Eustracio y compañeros. San Carcerio y consortes, San Blas, los famosos cuarenta soldados mártires. Los cristianos vivían perseguidos y escondidos, como si fueran alimañas. San Blas fue el pastor prudente, celoso e intrépido elegido por la Providencia para presidir aquellas trágicas cuanto gloriosas circunstancias.

******

Para leer la biografía completa haga click sobre la imagen del Santo Obispo.

2 de febrero de 2011

Infección tradicional


Mons. Richard Williamson,



Tomado de Apostolado Eucarístico





“COMENTARIOS ELEISON”, Nº 185
(29 de Enero de 2011)










l liberalismo es una enfermedad increíble, capaz de pudrir los mejores corazones y mentes. Si lo definimos brevemente como la liberación del hombre de Dios, es tan viejo como el pecado, pero nunca antes ha sido tan profundo o generalizado o aparentemente normal, como lo es hoy en día. Ahora, la libertad religiosa está en el corazón del liberalismo - ¿qué sentido tiene ser libre de todo lo demás y de todos los demás si no soy libre de Dios? Así es que si Benedicto XVI se lamentaba hace tres semanas que la “libertad religiosa está amenazada en todo el mundo”, ciertamente está infectado. Tampoco se permitan los seguidores de la Tradición Católica estar confiados que ellos tienen inmunidad de esta enfermedad. Aquí un correo electrónico que recibí hace algunos días de un laico de Europa:

“Por mucho tiempo, alrededor de 20 años, fui moldeado por el liberalismo. Es a través de la gracia Divina que sufrí una conversión con la Fraternidad de San Pío X. Para mi sorpresa he encontrado comportamiento liberal aún en las filas de la Tradición. La gente aún sigue diciendo que uno no debe exagerar lo mal que están las cosas hoy en día. Ya casi no se menciona a la Francmasonería como una enemiga de la Iglesia porque el hacerlo podría afectar los intereses personales, y así es que la gente continúa reaccionando como si, en general, el mundo aún se encontrase en orden.
“Algunos Tradicionalistas incluso recomiendan medicamentos psiquiátricos para sobrellevar el estrés que acompaña al Católico Tradicionalista, y si se está buscando la felicidad, dicen, deberías de ir con el médico para que te haga la vida más sencilla.
“La consecuencia de dicho comportamiento es un indiferentismo que es el semillero del liberalismo. De repente ya no es tan malo el asistir a la Misa del Novus Ordo, ni hacer causa común con los modernistas, ni el cambiar los principios de un día a otro, ni el dejar de mostrar nuestra fe en público, ni el estudiar en la universidad del Estado, ni el confiar en éste, ni el actuar bajo el supuesto de que, después de todo, todo lo que hace la gente no lo hace por maldad.
“Nuestro Señor tiene palabras duras para este tipo de indiferentismo: a los tibios Él “está por vomitarlos de su boca” (Rev. III, 16). Podría sonar paradójico, pero los más grandes enemigos de la Iglesia son los Católicos liberales. ¡Existe inclusive un Tradicionalismo liberal!” (fin de la cita del laico).

¿Entonces cuál es el antídoto para este veneno que nos amenaza a cada uno de nosotros? La gracia santificante, sin duda (Rom.VIII, 25), la cual puede librar a la mente de la confusión, y fortalecer la voluntad para hacer lo que la mente define como correcto. ¿Y cómo me aseguro de la gracia santificante? Eso es como preguntar ¿cómo puedo garantizar mi perseverancia final? La Iglesia nos enseña que nadie puede garantizarla, porque es un regalo -el regalo- de Dios. Pero lo que puedo hacer siempre es rezar el Santo Rosario, un promedio de cinco Misterios al día, mejor aún si fuese posible rezar los quince. Quien quiera que haga eso está haciendo lo que la Madre de Dios nos pide a todos nosotros, y ella posee poder materno virtualmente ilimitado sobre su Hijo, Nuestro Señor y Dios, Jesucristo.

Kyrie eleison.