Este blog está optimizado para una resolución de pantalla de 1152 x 864 px.

Fragmento de Notre charge apostolique. S.S San Pío X (1910)
"No, Venerables Hermanos -preciso es reconocerlo enérgicamente en estos tiempos de anarquía social e intelectual en que todos sientan plaza de doctores y legisladores-, no se edificará la ciudad de modo distinto de como Dios la edificó; no se edificará la ciudad si la Iglesia no pone los cimientos y dirige los trabajos; no, la civilización no está por inventar ni la "ciudad" nueva por edificarse en las nubes. Ha existido y existe; es la civilización cristiana, es la "ciudad" católica. No se trata más que de establecerla y restaurarla sin cesar sobre sus fundamentos naturales y divinos contra los ataques, siempre renovados, de la utopía malsana, de la rebeldía y de la impiedad: Omnia instaurare in Christo."

8 de agosto de 2009

Buena noticia



Enviada por Margarita (fiel lectora del blog, según ella misma)



ro vidas inutilizan "teléfono de la muerte" en Argentina

BUENOS AIRES, 05 Ago. 09 (ACI).- La línea telefónica para explicar cómo realizar abortos ilegales puesta en operación por la organización abortista radical "Women on Waves", fue puesta fuera de servicio gracias a la campaña de miles de defensores de la vida que saturaron tanto la línea como la casilla de voz de la organización.

El número 15 6664 7070, conocido también como el "teléfono de la muerte" da acceso únicamente a una grabación que dice: "Te comunicaste con la línea 'Aborto más información, menos riesgo'. Nuestro horario de atención es de lunes a jueves de 9 a 15 y de viernes a domingo de 18 a 24. Si querés dejar un mensaje podés hacerlo después de escuchar la señal indicando nombre, número de teléfono y momento en que te podemos devolver la llamada. Aborto, tu decisión".

Sin embargo, apenas suena la señal, una voz indica: "Disculpa, esta casilla está llena en este momento".

Las organizaciones pro vida, que han generado centenares de llamadas para expresar su repudio al "teléfono de la muerte", han solicitado a los pro vida que continúen llamando al número para expresar respetuosamente su rechazo a este servicio que viola las leyes argentinas.



Sobre el Aplazamiento de la Conversión



por San Juan María Vianney




Sermón de San Juan María Vianney; Tomo I, Aplazamiento de la conversión, paginas 288-310, editorial Apostolado Mariano.







í, hermanos míos, es una gran miseria, una profunda humillación para nosotros, el haber sido concebido en pecado original, ya que por él venimos al mundo como hijos de maldición; es indudablemente, otra muy gran miseria en vivir en pecado; Mas el colmo de todas las desdichas es morir en él, es cierto, hermanos, que no pudimos evitar el primer pecado, o sea, el de Adán; pero podemos fácilmente evitar aquel en que caemos tan voluntariamente, y una vez caídos, podemos deshacernos de su opresión con la gracia de Dios. ¡Ay! ¿Cómo podemos permanecer en un estado que nos expone a tanta desdicha por toda una eternidad? ¿Quién de nosotros, no temblará al oír a Jesucristo cuando nos dice que un día el pecador le buscará, pero no le hallará, y morirá en su pecado? Dejo a vuestra consideración el considerar el estado en que descansa quien vive tranquilo en pecado, siendo la muerte tan cierta y tan insegura el momento. Con gran razón nos dice el Espíritu Santo que los pecadores se han extraviado en su marcha, que sus corazones se cegaron que sus espíritus quedaron cubiertos de las más espesas tinieblas, y que su malicia acabo por engañarlos y perderlos. Dilataron su vuelta al Señor para un tiempo que no les será concedido, esperaron tener una buena muerte, viviendo en pecado; pero se engañaron, ya que su muerte será muy desgraciada a los ojos del Señor. [Sb 5,6]. Hermanos míos, tal es, precisamente la conducta de la mayor parte de los cristianos de nuestros días, los cuales viviendo en pecado, esperan siempre tener una buena muerte, confiando en que dejarán el estado de culpa, que harán penitencia, y que antes de ser juzgados, repararán los pecados que cometieron. Más el demonio los engaña, y no saldrán del pecado más que para ser precipitados al infierno.
Para haceros comprender mejor la ceguera de los pecadores, voy a mostraros: 1º. Que cuanto más retrasamos en salir del pecado y volver a Dios, mayor es el peligro en que nos ponemos de perecer en la culpa, por la sencilla razón de que son más difíciles de vencer las malas costumbres adquiridas; 2º. Cada vez que despreciamos una gracia, el Señor se va apartando de nosotros, quedamos más débiles, y el demonio toma mayor ascendiente sobre nuestra persona. De aquí concluyo que, cuanto más tiempo permanecemos en pecado, en mayor peligro nos ponemos de no convertirnos nunca.
****************************************************************

Para leer el Sermón completo haga click sobre la imagen del Santo Cura de Ars.

Liberalismo y Catolicismo (5)






por el R. Padre Roussel




Tomado del sitio de la FSSPX.







- La mentalidad “católico-liberal” -


as principales características de esta mentalidad (1) son: una desmedida admiración irreflexiva por la libertad-independencia y por las novedades, una cierta perversión intelectual provocada por la mezcla y el deterioro de los principios, que conduce, en la práctica, a una moderación inexplicable y una conciliación a toda costa.

El Syllabus termina la serie de proposiciones que condena, de esta manera: “El Pontífice Romano puede y debe reconciliarse y transigir con el progreso, el liberalismo y la civilización moderna”. El Católico-liberal tratará de realizar lo que le está prohibido al Papa: permanecer católico sin abandonar los principios liberales y encontrar el terreno de acuerdo que permitirá al fin la conciliación tan deseada.

A fin de poder entender esas tentativas, su imposibilidad y su peligro, tratemos de penetrar en los repliegues bastante tortuosos del espíritu “Católico-liberal”; esto tendría que ser fácil puesto que con gusto proclaman tener un espíritu amplio, abierto y generoso.
******************************************************


Para leer el artículo completo haga click sobre la imagen.


Un examen para Leire





por Juan Manuel de Prada



Tomado de ABC



EIRE Pajín afirmó hace poco que el producto interior bruto es claramente masculino; pero basta oírla hablar para concluir que su afirmación es falsa. Los antiguos ya sabían que algunas mujeres pueden ser más brutas que muchos hombres; y para exorcizar el miedo a las mujeres brutas urdieron el mito de las amazonas, que vestían pieles de leopardo e iban armadas con un arco y un puñal a la cintura. Cada vez que un aventurero osaba merodear su territorio, las amazonas se sacaban de la aljaba una flecha y lo acribillaban a flechazos; o bien lo castraban y le quebraban las articulaciones, para dedicarlo a las tareas domésticas. A estas mujeres brutísimas que eran las amazonas no había manera de aplacarlas; y sólo tíos de pelo en pecho como Heracles lo consiguieron, utilizando las artimañas del cortejo. Uno de los doce trabajos que el rey Euristeo encomendó a Heracles consistió en robar el ceñidor de Hipólita, reina de las amazonas; y, para lograrlo, el pérfido Heracles tuvo primero que rendirla con embustes y tretas de falso enamorado, para después asesinarla alevosamente.
***********************************************************
Para leer el artículo completo haga click sobre la imagen del autor.

8 de Agosto, Festividad de San Juan María Vianney, El Santo Cura de Ars











de cuerpo incorrupto




ficialmente, en los libros litúrgicos, aparece su verdadero nombre: San Juan Bautista María Vianney. Pero en todo el universo es conocido con el título de Cura de Ars. Poco importa la opinión de algún canonista exigente que dirá, a nuestro juicio con razón, que el Santo no llegó a ser jurídicamente verdadero párroco de Ars, ni aun en la última fase de su vida, cuando Ars ganó en consideración canónica. Poco importa que el uso francés hubiera debido exigir que se le llamara el canónigo Vianney. ya que tenía este título concedido por el obispo de Belley. Pasando por encima de estas consideraciones, el hecho real es que consagró prácticamente toda su vida sacerdotal a la santificación de las almas del minúsculo pueblo de Ars y que de esta manera unió, ya para siempre, su nombre y la fama de su santidad al del pueblecillo.

Ars tiene hoy 370 habitantes, poco más o menos los que tenía en tiempos del Santo Cura. Al correr por sus calles parece que no han pasado los años. Unicamente la basílica, que el Santo soñó como consagrada a Santa Filomena, pero en la que hoy reposan sus restos en preciosa urna, dice al visitante que por el pueblo pasó un cura verdaderamente extraordinario.

Apresurémonos a decir que el marco externo de su vida no pudo ser más sencillo. Nacido en Dardilly, en las cercanías de Lyón, el 8 de mayo de 1786, tras una infancia normal y corriente en un pueblecillo, únicamente alterada por las consecuencias de los avatares políticos de aquel entonces, inicia sus estudios sacerdotales, que se vio obligado a interrumpir por el único episodio humanamente novelesco que encontramos en su vida: su deserción del servicio militar. Terminado este período, vuelve al seminario, logra tras muchas dificultades ordenarse sacerdote y, después de un breve período de coadjutor en Ecully, es nombrado, por fin, para atender al pueblecillo de Ars. Allí, durante los cuarenta y dos años que van de 1818 a 1859, se entrega ardorosamente al cuidado de las almas. Puede decirse que ya no se mueve para nada del pueblecillo hasta la hora de la muerte.
**************************************************************

Para leer la hagiografía completa haga click sobre la imagen del Santo Cura.

7 de Agosto, San Cayetano de Thiene


(con 24 horas de atraso)




ayetano nace en Vicenza (república de Venecia) en 1480, en el clima gozoso del Renacimiento italiano. Sus padres, conde de Thiene y María de Porto, ambos de la nobleza vicentina. Muerto el conde en 1482 defendiendo a Venecia, es María de Porto, terciaria de Santo Domingo, quien dirige los pasos primeros del Santo, inspirándole una piedad sólida y un hondo sentido de la vanidad de la vida. En 1500 encontramos a Cayetano en la universidad de Padua. Alto y de porte distinguido, descuella por su índole afable y modestos modales. Cuatro años más tarde vuelve a Vicenza graduado en jurisprudencia, entrando a formar parte del Colegio de jurisconsultos de la ciudad. Pero Dios le llama a una vocación más allá. En 1504 recibe la tonsura clerical y se retira a la soledad de Rampazzo, donde hace construir una capilla.

La Providencia le tenía destinado para influir en la reforma de la Iglesia, y es ella quien guía sus pasos cuando, en 1506, viene a Roma. Familiar del obispo, luego cardenal Pallavicini, Cayetano penetra en la misma Curia romana como protonotario apostólico. Son los años triunfales del Renacimiento. Julio II, el dinámico papa, ha trazado ya su programa político, cultural y reformador de la Iglesia. Cayetano vislumbra pronto las consecuencias amargas de un plan político que, aun siendo justo, enfrentará al Pontífice con parte de su grey cristiana. Con gran dolor del alma ve cómo Venecia mide sus fuerzas con las de la Santa Sede. "Me siento sano de cuerpo —escribe a un amigo—, pero muy enfermo en el alma al pensar lo que puede ocurrir en Vicenza." No se deja fascinar por el programa humanístico que quiere convertir a Roma en centro de las letras y las artes. Mientras sobre la tumba de San Pedro va levantándose, piedra a piedra, la nueva basílica —desafío de los siglos—, el pincel de Miguel Angel descorre el velo de la historia de la humanidad en la Capilla Sixtina y Rafael ilumina con la Disputa del sacramento los muros de la sala de la Signatura, donde el joven protonotario vicentino escucha reverente el rasguear de la pluma de Julio II.
****************************************************
Para leer la hagiografía completa haga click sobre la imagen del Santo Reformador.

6 de agosto de 2009

Comunicado


Tomado de AICA


a Sociedad Argentina de Ética Médica y Biológica (SAEMB) advirtió sobre el grave riesgo sanitario y legal, “rayano con la apología del delito”, que comporta la creación del “teléfono del aborto”, por parte de un grupo de feministas y lesbianas, y reclamó a las autoridades competentes que “actúen de oficio sobre el particular”.

La línea “0800-ABORTO", cuyo número es 15 6664-7070, es impulsado por la fundación holandesa “Woman on Waves” (Mujer sobre las olas), que tiene por intención de “informar y asesorar sobre el uso del medicamento misoprostol” utilizado para esta práctica criminal. La organización también promueve el llamado “barco abortista”.

“Una vez más repudiamos al barco abortista de WOMAN ON WAVES y lo consideramos una práctica genocida que atenta contra los derechos humanos de las personas por nacer”, subraya la SAEMB, en un comunicado.

Asimismo, recuerda que “la píldora RU486 es una droga homicida y feminicida de origen francés, es letal en cualquier momento del embarazo y debe ser administrada y controlado su indicación y uso por médicos”.

Por tal motivo, alerta, este 0800-Aborto “estaría incurriendo en el presunto delito de ejercicio ilegal de la medicina, dado que este fármaco no tiene indicación de tratamiento durante el embarazo normal, porque no es curativa sino que es abortiva con severas complicaciones probables. Lo mismo téngase presente para la droga misoprostol, nombre comercial más conocido oxaprost”.

La SAEMB recuerda además que la Academia Nacional de Medicina se pronunció oportunamente en cuanto a que "la vida humana comienza con la fecundación, esto es un hecho científico con demostración experimental; no se trata de un argumento metafísico o de una hipótesis teológica. En el momento de la fecundación, la unión del pronúcleo femenino y masculino dan lugar a un nuevo ser con su individualidad cromosómica y con la carga genética de sus progenitores. Si no se interrumpe su evolución, llegará al nacimiento".

El comunicado denuncia además que "se utiliza para promover el aborto legal la mayor morbimortalidad materna del aborto clandestino".

Tras puntualizar que "si bien la morbimortalidad materna es mayor en estos últimos, no es exclusivo de ellos, pues el daño también es inherente al procedimiento mismo por la interrupción intempestiva y artificial del embarazo", sostiene que existe "experiencia mundial en que la legislación del aborto no termina con el clandestino, pues es un procedimiento que se prefiere ocultar”.

La SAEMB insiste en advertir que “la disminución de muertes maternas esperada con la legalización se acompañará de mayor número de abortos, es decir mayor número de muertes fetales".

La gran imbecilidad del Estado Liberal (1)







por D. Víctor Pradera


Tomado de Obras Completas de Víctor Pradera,
T I, págs. 64-73
Instituto de Estudios Políticos, Madrid, 1945







Soberanía nacional. La Nación es soberana.


a Nación no tiene superior en su género; la evolución de la personalidad social lo ha puesto de manifiesto. Su fin es el destino humano temporal; quedó indubitablemente demostrado. Y la soberanía consiste, precisamente, en la concurrencia de ambas notas; independencia en cuanto a la persona y plenitud en el género del fin. El fárrago doctrinal con que se ha pretendido esclarecer aquel concepto, tanto por las escuelas alemanas como por las francesas, no ha conducido sino a su total oscurecimiento y a la confusión de las relaciones que ligan a la Nación y al Estado.

Apartemos de nosotros las logomaquias, y volvamos a la claridad de la vieja Filosofía. O soberanía es un atributo de superioridad y de plenitud, o no habrá alquimia intelectual que la produzca. O es la Nación—en el orden social—la entidad soberana, o no cabe la aplicación del término a aquel orden. La Nación, pues, es soberana; y en consecuencia, existe la soberanía nacional.

Y que nadie se asombre de estas palabras trazadas por quien constantemente viene cifrando el error político en Juan Jacobo Rousseau. Además de la realidad conocida filosóficamente con la denominación expresada, existe el mito a que, se ha dado por la Revolución el mismo nombre. Muchos de sus errores arraigaron en el mundo porque, con engaño, los hizo circular bajo viejas palabras.
****************************************************

Para leer el artículo completo haga click sobre la imagen del autor.

Recuperación de las Malvinas Argentinas. Noción de Guerra Justa




por el Dr. Alberto Caturelli


Editado: Secretaría General del Ejército (Dpto IV - RRHH). 1982

enviado por el Sr. Carlos Arnossi (a quien públicamente agradecemos)





I. El hecho de la guerra y el bien común


a histórica e irreversible recuperación de las islas Malvinas y demás dependencias del Atlántico Sur, con la que toda la vida hemos soñado los argentinos, constituye una ocasión única para reflexionar—especialmente en un país de tradición católica— sobre la noción de guerra justa y, por tanto, lícita. No porque la guerra sea deseable por sí misma (nadie puede pensar esto en su sano juicio) sino en qué sentido una guerra puede ser justa y, por eso, también moralmente obligatoria.

El término guerra, que no proviene del latín. bellum sino del vocablo werra. del germano antiguo asimilado al latín vulgar, significa discordia, pelea. Y todos sabemos que siempre ha existido la discordia entre los hombres, ya sea singularmente, ya socialmente, de pueblo a pueblo. Quizá por eso, cuando consideramos este fenómeno desde el punto de vista histórico, filosófico o jurídico, simplemente partimos del hecho de la guerra, sin plantearnos la cuestión de su naturaleza y de su origen. Los antiguos, inmersos en un mundo de la necesidad, no resolvieron este problema ni explicaron su origen más allá de mitos arcaicos; en cambio, el problema estaba resuelto en la tradición hebreo-cristiana porque la discordia consigo mismo y con los demás es el resultado directo del pecado.

Yahvé dijo a Adán que, por haber pecado, "será maldita la tierra por tu causa" (Génesis, 3, 17); la expresión "maldición", que indica un acto de Dios supremamente justo, implica todos los males que se siguieron del pecado hasta la misma muerte. Entre esos males está, pues, la guerra que, como toda discordia y el dolor que conlleva, puede tener también un saludable carácter expiatorio. Este aspecto esencial de la guerra no es el objeto inmediato de la presente reflexión. Por ahora nos debe bastar partir del hecho.
*****************************************************************

Para leer el artículo completo editado durante la Guerra de malvinas, haga click sobre la imagen del autor.


La experiencia de leer, un ejercicio de crítica experimental (4)







por C.S. Lewis




Tomado del Blog C.S. Lewis









4. Como lee el mal lector

s fácil establecer un contraste entre la apreciación puramente musical de una sinfonía y la actitud de aquellas personas para quienes su audición es tan sólo, o sobre todo, un punto de partida para alcanzar cosas tan inaudibles (y, por lo tanto, tan poco musicales) como las emociones y las imágenes visuales. En cambio, en el caso de la literatura nunca puede haber una apreciación puramente literaria similar a la que permite la música. Todo texto literario es una secuencia de palabras, y los sonidos (o sus equivalentes gráficos) son palabras en la medida en que a través de ellos la mente alcanza algo que está más allá. Ser una palabra significa precisamente eso. Por tanto, aunque atravesar los sonidos musicales para llegar a algo inaudible y no musical pueda ser una mala manera de abordar la música, atravesar las palabras para llegar a algo no verbal y no literario no es una mala manera de leer. Es, simplemente, leer. Si no, deberíamos decir que leemos cuando dejamos que nuestros ojos se paseen por las páginas de un libro escrito en una lengua que desconocemos, y podríamos leer a los poetas franceses sin necesidad de aprender el francés. Lo único que exige la primera nota de una sinfonía es que sólo prestemos atención a ella. En cambio, la primera palabra de la Riada dirige nuestra mente hacia la ira: hacia algo que conocemos al margen del poema e, incluso, al margen de la literatura.

Con esto no quiero prejuzgar acerca de la discusión entre quienes afirman que «un poema no debería significar sino ser» y quienes lo niegan. Sea o no esto cierto del poema, no cabe duda de que las palabras que lo integran deben significar. Una palabra que sólo «fuese», y que no «significase», no sería una palabra. Esto vale incluso para la poesía sin sentido. En su contexto, boojum no es un mero ruido. Si interpretásemos el verso de Gertrude Stein a rose is a rose («una rosa es una rosa») como arose is arose («surgió es surgió»), ya no sería el mismo verso.

*************************************************

Para leer el artículo completo haga click sobre la imagen del autor.

6 de Agosto, Festividad de la Transfiguración de Nuestro Señor






por el R.P. Gustavo Podestá




Tomado de Catecismo




u aspecto se volvió de un blanco fulgurante -del latín fulgur, rayo- ex-astrá-pton, dice el griego, de astrapé, también rayo, relámpago, de allí nuestro término astro-.

Blancura de los astros, que proviene de la superficie candente de sus gases ionizados, hidrógeno y helio, su fotósfera, con temperaturas que van de los cuatro mil a los nueve mil grados.

El rayo, -el fulgurum, el astrapé- es algo más modesto: aunque la diferencia de potencial entre las nubes y el suelo alcance el valor de algunos millones de voltios y saltan chispas de varios miles de amperios de intensidad, como solo duran algunas milésimas de segundo, la cantidad de electricidad producida es muy pequeña y las temperaturas que provocan a su paso no superan los mil grados y por brevísimo tiempo...

Las enormes temperaturas del sol, nuestro astro cercano, como las del resto de las estrellas, son producidas por un proceso de reacción nuclear autocontrolada, descrita por el premio Nobel de la física del 67, Hans Albert Bethe, en donde a razón de 4,5 millones de toneladas por segundo 4 átomos de H se transforman en dos de helio, liberando una lluvia de neutrinos y cantidades fabulosas de energía en forma de fotones.
**********************************************************

Para leer el sermón completo, mas la hagiografía de los santos que hoy se conmemoran, haga click sobre la imagen.

5 de agosto de 2009

5 de Agosto, Dedicación de Santa María de las Nieves




anta María la Mayor, es una de las cuatro basílicas mayores de Roma. Las otras tres son: San Pedro del Vaticano, San Pablo Extramuros y San Juan de Letrán. La basílica de Santa María la Mayor parece ser que fue la primera iglesia que se levantó en Roma en honor de María y podemos decir, lo mismo que se afirma de San Juan de Letrán en un sentido más general, que es la iglesia madre de todas cuantas en el mundo están dedicadas a la excelsa Madre de Dios. Por esto, y por ser una de las iglesias más suntuosas de Roma, mereció el título de la Mayor. Así se la distinguía de las otras sesenta iglesias que tenía la Ciudad Eterna dedicadas a Nuestra Señora.

En la Edad Media se adornó el hecho de su fundación con una leyenda romana que las lecciones del Breviario de hoy nos recuerdan.

En tiempo del Papa Liberio, segunda mitad del siglo IV, existía en Roma un matrimonio sin hijos. Lo mismo Juan que su esposa pertenecían a la más alta nobleza. Eran excelentes cristianos y contaban con una gran fortuna que las numerosas limosnas a los pobres eran incapaces de agotar. Se hacían ancianos los nobles esposos y, pensando en el mejor modo de emplear su herencia, pedían insistentemente a la Madre de Dios que les iluminase.

He aquí que la Virgen les declara de forma maravillosa sus deseos. A Juan Patricio y a su esposa se les aparece en sueños, y por separado, la Señora para indicarles su voluntad de que se levante en su honor un templo en el lugar que aparezca cubierto de nieve en el monte Esquilino. Esto ocurría la noche del 4 al 5 de agosto, en los días más calurosos de la canícula romana.

Van los dos esposos a contar su visión al Papa Liberio. Este había tenido la misma revelación que ellos. El Sumo Pontífice organiza una procesión hacia el lugar que había señalado la Madre de Dios. Todos se maravillaron al ver un trozo de campo acotado por la nieve fresca y blanca. La Virgen acababa de manifestar de este modo admirable su deseo de que allí se levantase en su honor un templo. Este templo es hoy día la basílica de Santa María la Mayor.

*********************************************************

Para leer la hagiografía completa haga click sobre la imagen.

Aviso

4 de agosto de 2009

Prólogo a El Estado Nuevo, de Víctor Pradera





por D. José María Pemán




Tomado de Obras Completas de Víctor Pradera,
T I, págs. 64-66
Instituto de Estudios Políticos, Madrid, 1945









ocos hombres cumplieron, como Víctor Pradera, de un modo tan íntegro y total, la función para la que parecían colocados en la vida. Dios le había destinado indudablemente, como en general a la Comunión Tradicionalista de España, para una misión de conservación y traslado del tesoro tradicional patrio, al través de unos tiempos de deserción y olvido. El fue, con los Nocedales, Menéndez y Pelayo, Aparisi, Mella, una de las piedras fundamentales de ese vado por el que la Tradición logró pasar el río del Siglo revolucionario y llegar a esta orilla donde ahora se remoza y solea.


Víctor Pradera adecuó su espíritu de un modo pleno y sumiso a esa misión, que como era de conservación y custodia con vistas a eficacias futuras y no de momento, requería integridades inflexibles, y no acomodaciones y contemplaciones. Para el cumplimiento de su misión le bastó a Víctor Pradera poner toda su pasión en la Verdad íntegra, plena y rectilínea, sin la más leve lima ni redondeo en la acritud de sus aristas. Como no pensaba encajarla, de momento, en el convencionalismo de la vida activa y ordinaria, no tenia por qué aminorar su tamaño ni recortar sus perfiles. Asi como él la concebía, la adoraba, en toda su magnitud, encajaba perfectamente en el espacio puro del pensamiento, único sitio donde, como en un sagrario, la tenía él puesta, en espera de que le limpiaran y barrieran el altar de la Patria para que fuera digno de que la trasladaran a él.


Para Víctor Pradera no existía más que una forma de honradez mental, de caballerosidad intelectual, que era la Lógica. Rendía a la Lógica un culto semejante al que se rinde al honor. Quebrarla, torcerla, paliarla simplemente, le parecía traición mental. Yo le recuerdo en un bánquete de Acción Expañola, en San Sebastian, en plena República intransigente y persecutoria. El delegado de la Autoridad, antes de comenzar el banquete, nos había pedido a los oradores moderación y prudencia. El la había prometido de muy buena fe. Luego, llegada la hora, se había puesto a brindar, como él sólo sabia hacerlo, construyendo ciclópeamente, a manotazos sobre el mantel, un inflexible encadenamiento de ideas lógicas, que iban naturalmente a desembocar en la unidad católica, en el Rey y en el golpe de Fuerza. Ya iba por esas alturas de su oración, congestiva la cara, hinchada la vena de la frente, cuando comenzaron a funcionar los teléfonos, y el delegado, de orden del Gobernador civil, trató de suspender los discursos. Recuerdo el asombro casi ingenuo con que Pradera recibió la orden y la casi aniñada seriedad con que replicó al delegado :

—Pero ¿no era lógico cuanto yo iba diciendo?
****************************************************

Para leer el artículo completo haga click sobre la imagen Víctor Pradera.


.

Sobre la democracia





por el R.P. Leonardo Castellani, S.J.

Tomado del Blog de Cabildo


ndalecio Prieto una vez escribió en “La Razón”: “La soberanía del Estado radica en sus órganos constitucionales; y el modo de ejercerla lo indica el pueblo en las urnas”. Este dogma de la herejía liberal va derechamente contra el principio católico de la filosofía política: “La soberanía del Estado viene de Dios por medio de la naturaleza humana; y el modo de ejercerla lo indica el pueblo por varios medios posibles, más o menos perfectos, de los cuales el más imperfecto son las urnas”.

El error de Indalecio Prieto se llama democratismo, es hijo de la herejía liberal y es un peligroso estribillo(slogan) de nuestro tiempo, y la más poderosa de las armas de la “Ciudad del Hombre”. Quiere substituir con un papel, quizá amañado por ideólogos, y con una urna, quizá cargada por vivillos, las grandes raíces naturales y providenciales del poder. Es el absurdo del democratismo, que engulle en grandes dosis la tragadera del ignorante de hoy.

Suárez enseña, y con él Santo Tomás, San Agustín y toda la tradición cristiana hasta los apóstoles, que la autoridad baja de Dios, desde el momento que la naturaleza humana es forzosamente societaria y no puede existir sociedad sin autoridad; pero, que el depositario de esa autoridad no es directamente el rey sólo, sino todo el cuerpo social organizado, con el rey incluso; pues la naturaleza humana está en todos los hombres y no sólo en el rey (…)

Pueden darse pueblos tan carentes de virtud y tan desordenados, dice San Agustín, que por lo menos transitoriamente necesitan para ser reducidos a orden racional, alguna manera de despotismo, no cruel como el del tirano, sino severamente amante como el de la madre con el niño chiquito, o el despotismo del padre con el hijo enfermo y frenético.

Esta sana doctrina, corrompida por la filosofía protestante y después por la pasión libertaria de Rousseau, hasta convertirse en el democratismo contemporáneo —en el derecho de la rebelión continua, en la falsa representación del pueblo y en la mojiganga de las elecciones con fraude—, constituye otra historia.

Nota: Estos textos han sido tomado de su libro “Sentencias y aforismos políticos: Aportes al diálogo político”.


4 de Agosto, Festividad de santo Domingo de Guzmán





ació en Caleruega (Burgos), a fines de 1171. Su padre se llamaba Félix de Guzmán, "venerable y ricohombre entre todos los de su pueblo". Y era de los nobles que acompañaban al rey en todas sus guerras contra los moros. Y muy emparentado con la nobleza de entonces. Su madre, la Beata Juana de Aza, era la verdadera señora de Caleruega, cuyo territorio pertenecía a los Aza por derecho de behetría. Mujer verdaderamente extraordinaria, era querida y respetada por todos, muy caritativa, sinceramente piadosa y siempre dispuesta a sacrificarse por la Iglesia y por los pobres. De ella recibió Domingo su educación primera.

Hacia los seis años fue entregado a un tío suyo, arcipreste, para su educación literaria. Y hacia los catorce fue enviado al Estudio General de Palencia, el primero y más famoso de toda esa parte de España, y en el que se estudiaban artes liberales, es decir, todas las ciencias humanas, y sagrada teología. A esta última se dedicó Domingo con tanto ardor que aun las noches las pasaba en la oración y el estudio sobre todo de las Sagradas Escrituras y de los Santos Padres. Sobre estos textos sagrados iba él organizando en sus cuadernos una síntesis ordenada de toda la doctrina teológica.

Vivía solo, con su pequeño mobiliario y sus libros. Y así podía distribuir mejor su tiempo en el día y en la noche. Para mayor mortificación suprimió el vino, que en su casa tomaba. Suprimir el sueño para estudiar no era para él mortificación, sino gozo, pues la doctrina sagrada le embelesaba. Por eso su estudio tenía tanto de oración y de meditación como de estudio propiamente dicho. Tenía fama de vivir tan recogido, que más bien parecía un viejo que un joven de dieciocho o veinte Su vida anterior le había preparado para ello, tanto en su propia casa como en la de su tío el arcipreste.
*****************************************************

Para leer el artículo completo haga click sobre la imagen de Santo Domingo.


3 de agosto de 2009

Michael O'Brien: «Los enemigos de Dios no saben a quién están sirviendo, y debemos plantarles cara»



Entrevista a Michael O´Brien

Hace tres años Michael O’Brien entró en España con «El padre Elías» y logró un éxito fulgurante. Una legión de lectores fieles descubrieron un autor capaz de manejar con maestría la técnica del thriller al tiempo que plantea profundos interrogantes sobre el tiempo que vivimos. Tras «El padre Elías» vino «El librero de Varsovia», su precuela, y ahora llega, también publicada por LibrosLibres, «La última escapada», una novela de ritmo trepidante cuyo argumento resulta sorprendentemente próximo a la realidad sociopolítica cotidiana de nuestro país.

- Un gobierno democrático que se llena la boca hablando de «paz» y de «tolerancia» impone en las escuelas una asignatura para educar a los niños en el relativismo y la ideología de género. Y sus padres son perseguidos si se oponen. ¿Estoy hablando de su última novela, «La última escapada»?

- (Viéndonos venir.) ¡Supongo que sí!

- ¡Respuesta equivocada!

- Ja, ja.

- Estaba hablando de España, del año 2009, del presidente José Luis Rodríguez Zapatero y de su asignatura Educación para la Ciudadanía, que ha provocado una masiva reacción de los padres españoles. (o Argentina, 2009, presidentA CFK, "Material de formación de formadores en educación sexual y prevención del VIH/SIDA", NdelE )

- Sí, he estado siguiendo con interés la situación en España, similar a la de mi país, Canadá.

- No es un caso único, entonces.

- En ambas naciones crece el acoso a las familias tradicionales y a la libertad religiosa de la Iglesia, como parte de un intento deliberado de redefinir la naturaleza de la sociedad mediante programas de ingeniería social impuestos por nuevas leyes invasivas e injustas.

- ¿Nos encaminamos a un futuro de tiranía disfrazada de libertad?

- Vamos en esa dirección, pero el resultado aún no es seguro. En buena parte depende del coraje de las Iglesias locales en cada nación, y de la capacidad de la familia y de las asociaciones religiosas para crear un frente unido contra las fuerzas que reducen la libertad en nombre de la Libertad y destruyen vidas humanas en nombre del Humanismo.

**************************************************************

Para leer la entrevista completa haga click sobre la imagen. Al final de la nota hay un enlace para leer el primer capítulo de su última novela. Enfáticamente recomendado.


Sobre la virtud del Patriotismo





por el R.P. Alfredo Sáenz, S.J.




Tomado del blog de Cabildo






La Patria y la Nación



ntes de introducirnos en el análisis de la virtud misma, digamos algo sobre el concepto de “Patria” y de “Nación”, sin cuyo conocimiento se torna poco menos que imposible tratar de la virtud que tiene a ellas por objeto. ¿Cómo aparecieron las Patrias en la historia? La humanidad, tal como se halla hoy, se nos presenta dividida en sociedades territoriales determinadas. No fue así desde el comienzo. La humanidad se inició con una familia, nuestros primeros padres, a los que se les dijo: “Creced y multiplicaos” (Gén. 1, 22). Así lo hicieron los hombres primitivos y luego se fueron dispersando por el mundo. Conservaban, ciertamente, algunos vínculos comunes, como el idioma, las costumbres, un conjunto de verdades elementales, que conocían por la revelación natural, etc. Pero la soberbia, subyacente en el intento prometeico de la construcción de la torre de Babel, los dividió profundamente, desvinculándose entre ellos y perdiendo la comunidad de lengua. Segmentada la humanidad y dispersa por el mundo, el ideal de la sociedad universal, que debía agrupar a todos los hombres, quedó frustrado. Aparte de los egoísmos crecientes, brotes de la soberbia, otros factores como las grandes distancias, los obstáculos físicos, los mares, los océanos y las cordilleras, opusieron dificultades poco menos que insalvables a la conspiración de todos los hombres hacia su destino común. Sin embargo dicho destino subsistía, y en razón del carácter sociable con que Dios creó al hombre, se fueron concretando diversos grupos o sociedades particulares, con fines específicos y concretos.
*********************************************************

Para leer el artículo completo haga click sobre la imagen del autor.


3 de Agosto, Invención o hallazgo del cuerpo de San Esteban, Protomártir




A quien me sirviere, mi Padre lo honrará.

(Juan, 12,26).


ajo el imperio de Honorio, se encontró cerca de Jerusalén el cuerpo de San Esteban, de Gamaliel y de Nicodemo. Un sacerdote llamado Luciano, había sido instruido por una visión acerca del lugar en que yacían, y había recibido la orden de pedir al arzobispo de Jerusalén, llamado Juan, de colocar los en más honroso lugar. Se trasladó el patriarca, con su clero, al lugar indicado, y encontró los cuerpos de los santos. Exhalaban un delicioso perfume y varios enfermos fueron sanados a su contacto.

********************************************************

Para leer las hagiografías de los santos que hoy se conmemoran, haga click sobre la imagen.

Vivaldi´s Concertos






Antonio Lucio Vivaldi (1678 - 1741).



Il Giardino Armonico.



Dir: Giovanni Antonini











Concerto for viola d'amore, lute and orchestra in D Minor, RV 540.

Enrico Onofri: Viola d'amore.
Luca Pianca: Lute.


1. Allegro molto
****************************************************

Para escuchar los conciertos, haga click sobre la imagen del genial compositor.


2 de agosto de 2009

Semblanza de Víctor Pradera



por D. Tomás Domínguez Arévalo, Conde de Rodezno



Tomado de Obras Completas de Víctor Pradera,
T I, págs. 66-69
Instituto de Estudios Políticos, Madrid, 1945








ara la nueva edición de El Estado Nuevo, el postrer libro de Pradera, se me hace el honor de pedirme unas lineas. Tarea fácil y difícil a un tiempo. Fácil cuanto suponga el abandono sentimental al recuerdo del amigo inolvidable, mártir de España y de la causa católica; inasequible a mi empeño, si pretendiese disertar sobre su labor ingente de pensador y de apóstol. Me abandono, pues, a lo primero.

Fue Víctor Pradera uno de los hombres que más influyeron en el desenvolvimiento de mi modesta vida política. Algunos años mayor que yo, los suficientes para considerarle como maestro, no sólo en orden a merecimientos, sino por la delantera que me llevaba en cargos públicos e historia política, pero no los suficientes para que la diferencia de edad excluyese la cordial confianza y el íntimo compañerismo, todas mis actuaciones giraron frecuentemente ligadas a las suyas, a lo que contribuía también el paisanaje. Fue Pradera figura nacional, y gran figura nacional pero tuvo en Navarra y en las Vascongadas su máxima representación. Por ello, la Revolución, que no perdona, le eligió como víctima señera en su propia tierra, en aquella tierra vasca, que él navarro de corazón y de nacimiento, vasco de residencia, había conmovido tantas veces con el verbo encendido de hispanidad flagelando a los que prostituían las conciencias y los sentimientos tradiclonales del país con las morbosas lucubraciones del impropiamente denominado nacionalismo vasco, proterva concepción de cerebros cien veces malditos, que en Pradera tuvo su más eficaz adversario.

Cuando yo era estudiante, Pradera, muy jóven aun pero ya ingeniero de Caminos y abogado, era diputado a Cortes por Tolosa. Los estudiantes carlistas de aquella época nos formamos en el espíritu de aquel diputado vascongado que a veces en el Congreso sostenía solo con el tesón que siempre le caracterizó los principios tradicionalistas. Todo ello en aquella época en que la ola liberal envolvía al mundo y todo lo arrollaba, bien distinta a ésta de los últimos años, cuando el ser tradicionalista casi se puso de moda, por haber ya dado las premisas liberales el fruto natural de sus consecuencias.
****************************************************

Para leer la semblanza completa haga click sobre la imagen de Víctor Pradera.

Noveno Domingo después de Pentecostés





Por el R. P. Leonardo Castellani






Tomado de Domingueras prédicas.

Ediciones Jauja, Mendoza, 1997




LAMENTACIÓN SOBRE JERUSALÉN


I acercarse y ver la ciudad, lloró por ella, diciendo: «¡Si también tú conocieras en este día el mensaje de paz! Pero ahora ha quedado oculto a tus ojos. Porque vendrán días sobre ti, en que tus enemigos te rodearán de empalizadas, te cercarán y te apretarán por todas partes, y te estrellarán contra el suelo a ti y a tus hijos que estén dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, porque no has conocido el tiempo de su visita.»
(Lc. 19,41-44)


Hay que hacer hoy un sermón patriótico, aunque no sea 25 de Mayo; porque este Evangelio narra el patriotismo de Jesucristo. Alguien escribió que Jesucristo no fue patriota sino antipatriota, que no amó ni a su patria ni a su madre: es una gansada que sólo se podría escribir en la ciudad de La Plata. No, me equivoco, también se escribió en Londres cuando el poeta irlandés William Yeats escribió aquellos versos:

"Aquél que maldijo su patria,
Aquél que mandó doce hombres
En contra de todas las patrias
Y de todas las religiones".

Un sermón patriótico... Es fácil: "Una nueva y gloriosa Nación, Coronada su sien de laureles - Y a sus plantas rendido un león; cuya bandera, loado sea Dios, no ha sido atada jamás al carro triunfal de ningún vencedor de la tierra; y cobija bajo sus pliegues idolatrados un pueblo libre y altanero, entregado al trabajo y al progreso bajo las alas de una sana democracia, cuyas instituciones están garantidas por un glorioso ejército triunfador en mil batallas y una Constitución tan adelantada y perfecta que se cumpla o no se cumpla funciona lo mismo, y..." etc. ¿Sería patriota yo si dijera esto y diez cosas más por el estilo? Asegún: si es verdad, sí; si no es verdad, no.

Jesucristo hubiese podido hacer fácilmente una cosa así con las grandes alabanzas y promesas a Jerusalén, a Israel y al mundo, en que abundaron los Profetas sus predecesores y cosechar una gran ovación de aplausos en el Templo, por ejemplo. Pero hizo al revés, justamente por ser patriota: acusó a Jerusalén que mataba a los Profetas y perseguía a todo aquel que sobresaliese y le predijo una próxima catástrofe: sería cercada y después sitiada, sería incendiada y sus hijos pasados a cuchillo y los que quedaran, dispersos por todas las regiones de la tierra; y lloró al decir esto. Todavía había tiempo para salvarse, pero Él desconfiaba que se salvara; o mejor dicho sabía no se salvaría.

En la Argentina hay muchos que han imitado a Jesucristo llorando sobre Buenos Aires lágrimas de tinta y prediciéndole catástrofes; que no se han cumplido, del todo por lo menos —por suerte. Así por ejemplo, hace medio siglo, el año 1919, Manuel Gálvez publicó una novela llamada Nacha Regules, que trata de la prostitución y la trata de blancas, donde amenaza a Buenos Aires con una gran revolución del proletariado que va a derribar la pirámide de Mayo (que no es pirámide) y quemar el barrio Norte y Palermo chico. No sucedió; o si sucedió fue en forma mucho más mansa, pues se contentó con quemar algunas iglesias y hacer ametrallar por aviones a unos 4.000 hombres en Avenida de Mayo. Pero desde entonces acá hay muchos que siguen diciendo la Argentina anda mal y puede venir un desastre. No son mala gente ni tampoco tontos; pero ahora se guardan muy bien de fijar la fecha del desastre. Pueden leer, por ejemplo, el discurso del senador Miguel Ángel Bernardo el 21 de Julio pasado en el Senado.

Yo también creo que el país anda mal, e incluso que el senador Bernardo se queda corto; pero también que si viene el desastre, yo ya voy a estar a salvo en la Chacarita, o bien me van a enviar a la Chacarita durante el desastre, que también puede ser. Y también me parece preferible el desastre, créase o no, a que esto siga marchando así —hundiéndose así— lo mismo que Dios prefirió el desastre de Jerusalén a que Jerusalén siguiese como estaba; pues siempre es preferible una pulmonía o una hepatitis a un cáncer. Incluso es mejor morirse, como dice el refrán: "Por tan poca salú mejor morirse".

¿Por qué está mal la Argentina? ¿Cómo prueba Ud. que anda mal? Yo no lo puedo probar; tengo una especie de pálpito, o mejor dicho el costillar lleno de mataduras y cicatrices. Puedo poner un ejemplo, del dominio donde yo sé algo, la cultura: está falsificada, falsificada a fondo. La falsificación empezó hace mucho, cuando proclamaron y pregonaron y definieron que Mitre era un gran prosista, Echeverría y Mármol dos grandes poetas y Cambaceres un gran novelista; y la falsificación ha seguido hasta llegar a la apoteosis de Borges —y del tango. Yo he querido aficionarme al tango porque dicen que es el único invento de la Argentina, el único aporte argentino a la civilización mundial; el tango y la gomina, y no he podido ¡ay de mí! Me gusta menos que el yazz, y el yazz me gusta menos que el ruido de una locomotora acompañado de ladridos de perros.

La falsificación de la cultura tiene tres grados: uno, es hacer della un lujo o una diversión, como el Festival de Folklore de Cosquín, siendo una necesidad; otro, es hacer della un comercio, un sacadineros o una estafa al contribuyente, como los premios literarios; y tercero y más grave, hacer della una corrupción, propagar por medio della errores, torpezas o herejías. Vean lo que pasó con esa Nacha Regules que nombré antes: en esa su segunda novela Gálvez aparecía como anticlerical y socialista; no lo era probablemente, pero aparecía; tuvo un éxito repentino y resonante: 150.000 ejemplares, traducidos a 11 idiomas, vertida a la radio y al cine, dos premios oficiales. Ahora bien, la novela es mala, quiero decir floja, falluta como obra de arte; pinta dos cosas que no existen ni pueden existir, la prostituta buena y el socialista santo de los románticos franceses; y sin embargo, tuvo el éxito ya dicho. En la novela siguiente, Gálvez aparece como católico; y cayó en el vacío. La mejor novela de Gálvez, Hombres en Soledad, que es mucho mejor obra de arte que Nacha Regules, y netamente católica y patriota, 7.000 ejemplares. ¿Qué quiere decir esto? Es muy sencillo; que somos una nación católica donde todos los resortes del éxito literario están en manos de anticatólicos. ¿Y por qué? Quizás de tan católicos que somos. Existe una verdadera maquinaria de falsificar cultura, de fabricar valores que no son valores y tapar valores que sí son valores; que es lo que Cristo dijo a sus paisanos: "persiguen a los profetas y halagan a los pseudo-profetas". Cuando creyeron que Gálvez era anticatólico, le fabricaron un triunfo; cuando vieron que era católico, lo persiguieron toda la vida. Gálvez fue un gran hombre (en sus últimos 30 años) pero nunca fue un gran novelista.

Y esto que dije de la cultura, funciona igual en todos los dominios: en la instrucción, en la economía y en la política, que es lo más grave de todo. En el último número de "Horizonte", que es una revista judía, hay una comparación graciosa que a mí me hace la misma gracia que un dolor de muelas. Dice que la Argentina no es más que un gran aparato de succión, una bomba aspirante, que tiene por función succionar la riqueza argentina y trasladarla al extranjero; y que todo lo que pasa en la Argentina, "elecciones correctísimas en San Juan, triunfo de la democracia en Neuquén, un toro se ha vendido en 29 millones, las Cámaras han prorrogado la ley de alquileres, ofrenda floral al Padre de la Patria, hará uso de la palabra", todo eso de que parlan los diarios, no son más que movimientos de la máquina, para dos fines: uno, ajustar los tubos a las tetas, como en el ordeñe mecánico, y segundo, defenderse de los que quieren romper la máquina (59). Este periódico "Horizonte", que se titula "judío-sionista-argentino" (¡y dichoso el que puede poner tantascosas juntas!) es obtuso, no saben escribir, tienen una mente oscura; y sin embargo, en este punto de la bomba de succión se muestran brillantes y agudos.

Bueno, no hay más tiempo y me voy resbalando a la política -como Jesucristo en esta ocasión. La cuestión es que los "coronados la sien de laureles - y a sus plantas rendido un león" somos un país "subdesarrollado". Salimos ahora con eso; pero somos nosotros los rendidos y el león está más fiero que nunca. ¿Y cuál es la solución? —La solución mañana, como dicen en las adivinanzas.

La cuestión es que Jesucristo, el Domingo de Ramos, después de su provisorio triunfo en Jerusalén, lloró sobre Jerusalén.
59. "Mas ya reinó la mentira Y en la verdá ya hay mordaza- Parece hay velorio en casa Y un gran silencio a desinio De que un libre latrocinio Tenga aquí juego sin tasa. No siempre fue Buenos Aires "Ciudá de los mercaderes"- Hubo nobles menesteres Aunque hubo siempre uñas listas- "Ciudá de contrabandistas Y todo el resto mujeres". Así la llamó un antiguo Fraile nombre Castañeda- Tenía la lengua aceda, Murió por esta nación- Siempre esta duda me queda: ¿Se cumplió su maldición? Contrabandistas llamaba No sólo a los mamelucos, También a dotores cucos Que llaman politiqueros Y a otros que estudian librucos Para dejarnos en cueros... Que les dicen los pitucos: "Conomistas estranjeros ". Desde el tiempo de mi padre Gobierna la mercancía; Le llaman ole-barquía Y otros nombres del demonio, Pero yo doy testimonio Que es comercio y porquería ". ("La Muerte de Martín Fierro", Canto X)

2 de Agosto, Festividad de San Alfonso María de Ligorio, Obispo, Confesor y Doctor de la Iglesia




ace en Marianella de Nápoles en 1696. Primer vástago de don José de Ligorio y doña Ana Cavalieri, de vieja sangre napolitana. Desde su misma cuna lleva el signo y la misión de su vida. "Este niño llegará a viejo, será obispo y realizará grandes obras por Jesucristo", profetizó de él un santo misionero.

La instrucción y formación de Alfonso es la del noble de su siglo. A los siete años estudia humanidades clásicas. A los doce se matricula en la universidad. A los dieciséis es revestido con la toga de doctor en ambos Derechos. Completan su formación el estudio de las lenguas modernas, la esgrima y las artes, particularmente la música y pintura, que más tarde pondrá al servicio del apostolado. Alfonso encarna el joven noble del siglo, educado para vivir, disfrutar y triunfar en el mundo. Hay en sus obras y vida pasajes que recuerdan este aspecto mundano de su formación. El Santo nos dirá "que en todo esto no hacía más que obedecer a su padre".

La formación religiosa y moral de la niñez y adolescencia la comparten su padre, que le da la seguridad y tenacidad de ideas, la fuerza de la voluntad; su madre, de la cual hereda su exquisita sensibilidad, y el Oratorio de los nobles de San Felipe Neri. Aquí ingresa a los nueve años, haciendo la comunión al año siguiente. Aquí encuentra el ambiente propicio y un director para sus años de adolescente en la persona del padre Pagano. "Cuando un seglar me pregunta cómo se ha de santificar en el mundo, le respondo: Hazte congregante y cumple con la Congregación", escribirá siendo misionero y recordando los años pasados en la Congregación de nobles y de doctores.

Los años que corren entre los dieciséis y veintiséis (1713,1723) marcan su decenio más interesante y crucial. Alfonso entra de lleno en el mundo. Después de tres años de ampliación de estudios empieza su vida de abogado y va conquistando distinguida clientela. Frecuenta el teatro y los salones. Su padre ha creído llegada la hora de casarlo con la hija de los príncipes de Presicio. Es un partido ventajoso que propone a Alfonso mientras éste se mantiene entre indiferente y "lunático". Sigue una vida de sociedad intensa, querida y mantenida por su padre. Todavía vuelve éste a la carga, presentándole ahora la hija de los duques de Presenzzano. Ha decidido encumbrar a su hijo Alfonso, con la gloria de la sangre y de la nobleza. No lo conseguirá Alfonso había vencido por primera vez.
****************************************************
Para leer la hagiografía completa, más la de San Esteban I, Papa y Mártir, haga click sobre la imagen del Santo Obispo y Doctor.