Este blog está optimizado para una resolución de pantalla de 1152 x 864 px.

Fragmento de Notre charge apostolique. S.S San Pío X (1910)
"No, Venerables Hermanos -preciso es reconocerlo enérgicamente en estos tiempos de anarquía social e intelectual en que todos sientan plaza de doctores y legisladores-, no se edificará la ciudad de modo distinto de como Dios la edificó; no se edificará la ciudad si la Iglesia no pone los cimientos y dirige los trabajos; no, la civilización no está por inventar ni la "ciudad" nueva por edificarse en las nubes. Ha existido y existe; es la civilización cristiana, es la "ciudad" católica. No se trata más que de establecerla y restaurarla sin cesar sobre sus fundamentos naturales y divinos contra los ataques, siempre renovados, de la utopía malsana, de la rebeldía y de la impiedad: Omnia instaurare in Christo."

21 de febrero de 2009

La democracia totalitaria




Por el Dr. Aníbal D´Angelo Rodríguez


Tomado de Catapulta





ace mucho que sabemos que democracia y liberalismo son dos cosas distintas. Ortega lo explicaba diciendo que son palabras que responden a preguntas distintas. Democracia contesta la pregunta ¿Quién manda? diciendo que manda el pueblo, el demos. Liberalismo, en cambio, responde a la pregunta ¿cuánto se manda? diciendo que se manda “lo menos posible”, restringiendo el poder mediante todo un sistema de poderes independientes, brevedad de los mandatos, etc. Lo que no dijo Ortega (ni ningún liberal) es que el poder restringido es el poder político pero que los poderes económicos y culturales no tienen cortapisa alguna.
Pero todo esto lo decimos para recordar que puede haber democracias no liberales y liberalismos no democráticos. De lo segundo tenemos numerosos ejemplos en la Historia : por lo pronto en el siglo XVIII se aplicó en Europa lo que se llamó “despotismo ilustrado” un sistema según el cual algunos monarcas - Federico de Rusia, Catalina de Rusia, etc. – otorgaban ciertas libertades pero por real decisión. La fórmula de ese despotismo era, se dice: “Todo para el pueblo, nada con el pueblo”
También hubo liberalismo no democrático en la Argentina del fraude (1853-1916). Estaba vigente una Constitución democrática y liberal, de la cual se cumplía más o menos bien la parte liberal y nada la democrática.
El siglo XXI está comenzando a ver lo que Jacobo Talmon, un profesor judío, avizoró en 1956 en su libro “Los orígenes de la democracia totalitaria”.Obsérvese que: 1º) En todo el siglo XX los comunistas jamás ganaron una elección. Integraron coaliciones triunfadoras (como en Italia) pero nunca su programa de dominio de la sociedad por el Estado logró por sí solo imponerse. 2º) En el Occidente desarrollado, la izquierda se ha vuelto gramsciana y se ha convertido al progresismo, una receta cultural antes que política que contiene todas las estériles imbecilidades de nuestro tiempo: géneros, aborto, matrimonio homosexual, etc. Es decir se ha volcado a la tercera libertad (siglo XVIII, libertad económica; siglo XIX libertad de palabra; siglo XX libertades sexuales.)3º) Mientras el programa soviético de dominio totalitario de la sociedad por el Estado está desprestigiado entre los ricos por su total fracaso en la URSS , ahora ese programa se convierte en atractivo para los pobres de lo que se llamó “Tercer mundo”.
El triunfo de Chávez de ayer y los de Evo Morales en Bolivia marcan un hito. Ahora el programa marxista obtiene mayoritario apoyo en la población pobre de Bolivia y Venezuela y probablemente lo obtendrá en Ecuador y más tarde en Perú. De ese modo se erigirán democracias totalitarias con el voto mayoritario de la población. ¡Qué sabe el indígena o el mestizo de la planificación integral y de su fracaso! Lo que sabe es que el banquete de los ricos le pasa por las narices en TV, y hace mucho que los políticos se lo prometen y no cumplen. Se enganchan en cualquier proyecto que les de una esperanza.
Claro que ese proyecto va a fracasar en América como fracasó en Rusia y en China pero entretanto lo vamos a padecer todos. Créanme.
Porque en Argentina es – por ahora – difícil que triunfe en elecciones un proyecto así. Pero los que se eligen con otro programa pueden dar después la sorpresa. ¿El 22% que lo votó al desconocido Kirchner pensó por ventura que iba a gobernar con los montos? ¿Había algo en su pasado que permitiera suponerlo? De ese modo o de otro que ni imaginamos es perfectamente posible que nos veamos de pronto sumergidos en una versión un poco distinta – o no – de la democracia totalitaria. Y no va a ser fácil, vuelvan a creerme.

1 comentarios:

Carlos Santillán dijo...

ACTO DE REPUDIO TRADICIONALISTA

SÓLO CATÓLICOS APOSTÓLICOS ROMANOS

JUEVES 26 DE FEBRERO 18 HS EN LA PLAZA DE CONGRESO.

LLEVÁ TU ROSARIO

IR CONFESADO Y BIEN DISPUESTO