Este blog está optimizado para una resolución de pantalla de 1152 x 864 px.

Fragmento de Notre charge apostolique. S.S San Pío X (1910)
"No, Venerables Hermanos -preciso es reconocerlo enérgicamente en estos tiempos de anarquía social e intelectual en que todos sientan plaza de doctores y legisladores-, no se edificará la ciudad de modo distinto de como Dios la edificó; no se edificará la ciudad si la Iglesia no pone los cimientos y dirige los trabajos; no, la civilización no está por inventar ni la "ciudad" nueva por edificarse en las nubes. Ha existido y existe; es la civilización cristiana, es la "ciudad" católica. No se trata más que de establecerla y restaurarla sin cesar sobre sus fundamentos naturales y divinos contra los ataques, siempre renovados, de la utopía malsana, de la rebeldía y de la impiedad: Omnia instaurare in Christo."

10 de diciembre de 2008

Reprobación del Camino Neocatecumenal


por el R. P. Enrico Zoffoli

(Sobre el Padre Zoffoli,(1915 - 1996), Pasionista, primero he de decir que era miembro de la Pontificia Academia Romana de Santo Tomás de Aquino y de Religión Católica, y que fue autor insigne de muchas obras, tales como "Tempo ed eternità", "Principi di filosofia", "La Messa è tutto",
"Dizionario del Cristianesimo", "Cristianesimo, Corso di Teologia Cattolica",
"Catechismo della fede cattolica", y tantas otras. Y entre esas otras publicó "Eresie del cammino neocatecumenale" (Edizioni Segno, Udine, 1995); "Catechesi neocatecumenale e ortodossia del Papa" (Edizioni Segno, Udine,
1995) con approvazione ecclesiastica del 28 febbraio 1995 , e infine, "Verità del Cammino neocatecumenale" (Edizioni Segno, Udine, 1996).

Algún Lector ha dicho que nunca fueron publicados esos trabajos sobre el Camino Neocatecumenal, y está equivocado, por eso le pongo las editoriales y fechas de publicación. Evidentemente todo fue publicado en Italiano.

No obstante muchos de sus trabajos se han traducido a otras lenguas o se han hecho rescensiones de dichos libros.)


INTRODUCCIÓN

s cierto que el movimiento neocatecumenal no merece una aprobación sino una reprobación.

Así, no hay que definirlo como «un camino de formación católica» sino, más bien, como un “itinerario de perversión herética”. Es una severa condenación lo que merece y no un llamamiento a los obispos para que lo exalten.

«En realidad, no son muchos los textos programáticos de Kiko y Carmen (sus fundadores). Los pocos a disposición carecen de difusión comercial, están mecanografiados para uso de las comunidades o han aparecido en revistas de escasa tirada». En rigor existe sólo un texto «programático» reservado estrictamente a los catequistas, mecanografiado v multicopiado; es la transcripción de una serie de conferencias pronunciadas por Kiko Argüello y Carmen Hernández.

Cuando se logra, con gran dificultad, procurarse este documento, queda uno asombrado al leer las recomendaciones hechas a los propios adheridos, recomendaciones repetidas veces, de guardar secreto sobre los verdaderos objetivos de este movimiento. «Esto no lo digáis a la gente porque huirían a toda velocidad». Guardadas las proporciones, nos encontramos ante una asociación de tipo masónico: el programa real es sólo conocido por uno pocos y la masa es engañada. Y pese a que varios obispos en diversas partes del mundo habían lanzado su grito de alarma, el movimiento tiene la aprobación de Juan Pablo II.

Como prueba de nuestras afirmaciones y para ayudar a nuestros lectores reproducimos seguidamente el artículo que publicamos en junio de 1983 (edición italiana) sobre los neocatecumenales. Recientemente ha aparecido un estudio crítico sobre ese movimiento escrito por el pasionista romano Padre Enrico Zoffoli que no ha vacilado en titular su libro «Herejías del movimiento neocatecremenal».

Nos proponemos hablar de él. Por el momento, una simple comparación entre los subtítulos de nuestro artículo y el índice del Padre Zoffoli basta para demostrar que el «catecismo» oficial, o mejor el catecismo secreto del movimiento, permanece el mismo, como por lo demás nos asegura el propio P. Zoffoli (p.8).

Parece sobre todo que las muy graves herejías reconocidas por muchas personas en diversos momentos permanecen evidentes en un tal movimiento que, aun afirmando querer oponerse a la «descristianización» del mundo contemporáneo, «se orienta -como ha dicho el Padre Zoffoli- a minar el cristianismo».

****
Para leer el artículo completo haga click sobre la imagen del fundador "Kiko".

4 comentarios:

Pablo Martinez Serrano dijo...

Quisiera comentar que es información ofrecida es distorsionada y falsa.

Recientemente el Vaticano aprobó definitivamente el Estatuto del Camino Neocatecumenal, en el que lo reconoce como un itinerario de formación cristiana.

Se puede leer en Zenit

Cruzamante dijo...

Estimado amigo: tiene razón parcialmente, efectivamente se aprobó el Estatuto del Camino, para nuestro asombro.
El artículo de marras, es un trabajo de estudio teológico sobre las peculiaridades de dicho Camino.
Refútenlas teológicamente.
En tanto no se haga, siguen teniendo vigencia los conceptos allí vertidos.
En Xto. Rey
Cruzamante

Luisillo dijo...

Está claro. Aunque la Congregación para la doctrina de la fe, la Congregación para el culto divino y el dicasterio para los laicos hayan confirmado el camino como una formación cristiana para adultos válida y conforme a las enseñanzas de la Iglesia Católica, lo que "vale" es lo que usted argumenta, mientras no se le refute teológicamente.

En fin el argumento se cae por su propio peso. Que Dios le bendiga, y le abra el oido a la verdad.

Cruzamante dijo...

Estimado amigo:
No es "lo que yo argumento", pues verá que quien firma el artículo es un teólogo de nota, que plantea que el Camino es "itinerario de perversión herética".
Yo soy un simple lego en la materia, un católico de a pie, y por eso mismo me preocupo por reproducir estos artículos para alertar a quienes se acerquen a ese movimiento, donde todo es iniciático, secreto, que tomen precauciones.
En tiempos de crisis, y no negará Ud, que la Iglesia está en crisis, mejor apoyarnos en espiritualidades probadas por siglos.
Si hay dudas fundadas,mejor abstenerse.
suyo en Xto Rey